viernes, 18 de marzo de 2011

Qué tal si...

La asamblea general de las naciones unidas promueve el dialogo y la paz, fue creada para, entre otras cosas mantener un orden, preservar la paz y asegurarse que los derechos humanos y tratados internacionales sean respetados, para esto, inevitablemente necesita un ejército para procurar mantener el orden y “hacer” respetar los acuerdos, porque no faltan los Gaddafi a quienes no les importa respetar a un grupo de viejos reunidos en pro de la humanidad. Hasta ahí vamos bien, tenemos un grupo que procura mantener la paz y un ejército que actuará sólo bajo la eventualidad extrema de ser requerido y me parece bien, mal que mal tienen que hacerse respetar, ahora bien ese ejército está constituido por personas de varios países entre los cuales está Chile, pero, ¿qué tal sí los atentados, faltas a los derechos humanos y dictadores fuesen piezas de un juego que tiene como fin aumentar las atribuciones y ejército de la ONU?, un organismo fiscalizador que nadie fiscaliza ¿ qué tal si llegara el momento en que la ONU tuviese más poder sobre los países que los mismos gobiernos? Terminaríamos siendo algo así como un solo gran país, donde el presidente de la ONU sería el presidente de la tierra, lo que me parecería bien, porque no me gusta el concepto de fronteras, y digo que me parece bien siempre y cuando este súper organismo internacional mantuviese sus valores, pero ¿y si no lo hace, y sólo pretenden controlar todo para beneficio de unos pocos? ¿Quién los detendría?...